jarrón_cristal_gris

Jarrón cristal espejo

36.00€ IVA incluido

Original jarrón de cristal en forma de copa. Tiene un acabado efecto espejo en la parte inferior de la copa.

*Plazo de entrega entre 1 y 3 días laborables.

  • Medidas: 17 x 17 x 30 cm.

  • Material: cristal.

2 en stock

Código: 46408 Categorías: , ,

Descripción del Producto

Presentamos este original jarrón cristal espejo, es un jarrón de cristal con forma de copa. El cristal de esta copa, tiene un acabado muy especial, desde el cuello de la copa hasta el pie de la misma va haciendo un difuminado en tono gris para acabar en un efecto espejo, en la parte del pie de este jarrón. Tiene un diseño barroco pero con un estilo totalmente innovador, el acabado hace que este jarrón cristal espejo, sea una pieza moderna y de última tendencia. Las medidas de esta copa de cristal con este efecto espejo tan original son, 17 centímetros de diámetro, en la boca del jarrón, aunque en el cuello es más estrecho, y 30 centímetros de altura.

Es una pieza muy decorativa, sólo con su diseño es un artículo muy decorativo, para colocar en cualquier mueble, estantería o vitrina que tengamos en nuestro hogar. Se puede utilizar para colocar en su interior flores naturales, se puede decorar con un gran bouquet de flores artificiales y también lo podemos utilizar como porta velas, ya que el acabado que tiene este jarrón cristal espejo, con la luz tenue de la vela, podemos conseguir un  efecto muy elegante y cálido.

Como un gran punto decorativo en estancias como salones o comedores, podemos colocar sobre algún mueble importante ( de grandes dimensiones como bufets, consolas o aparadores) tres piezas de este jarrón cristal espejo, crearemos un punto decorativo extremado y muy diferente a cualquier otra decoración. Hacer grupos impares de jarrones, creamos un ambiente muy vistoso y diferente. Si queremos dar un punto floral a este grupo de jarrones, podemos colocar flores artificiales uniendo una copa con otra, es decir, entrelazando las flores para crear un efecto óptico muy extremado. O simplemente con ramas en algún tono grisáceo, podemos conseguir una decoración de un gran estilo.